NUEVO MUJER HOMBRE DISEÑO NIÑOS

Editorial

VOLVIENDO AL ROMANTICISMO

Editorial
Editorial

A pesar de que el Romanticismo fue una corriente bastante alejada de nuestros días, la forma en la que pensamos actualmente refleja en parte la filosofía de este movimiento: exaltamos el ‘yo’, buscamos la originalidad y el gusto individual prima sobre el colectivo.

En la década de los 70s, el Romanticismo Nostálgico nació para dar una versión idealizada del pasado, trayendo tendencias a la actualidad; se mantuvieron las mangas abullonadas y pantalones amplios, los vestidos sueltos y una estética similar a la Victoriana, que aludía a tiempos en los que la vida era más simple.

La moda en la actualidad está retomando corrientes anteriores como ésta y como hemos visto, el Romanticismo ha llegado a nuestro siglo. Mostrar los sentimientos poco a poco está dejando de ser visto como un signo de debilidad, y muchas veces, preferimos seguir al corazón que a la razón.

¿Cómo se refleja el Romanticismo en lo que usamos? Esta editorial muestra una estética delicada e inocente, con colores tenues y prendas que resaltan la figura femenina y le dan un toque etéreo gracias a los volúmenes de las prendas. Pero algo debemos aclarar: Verse como una muñeca no es equivalente a ser débil.

Las mangas abullonadas en las blusas son imprescindibles para el Romanticismo, por eso pensar en dicha corriente sin éstas es imposible; gracias al volumen en los hombros de esta blusa blanca de The Shirt Lab la cintura se vuelve más fina, pues la atención se centra en la parte superior del torso y el cuello alto la hace adecuada para la noche.

Para crear un balance es ideal que con esta blusa se usen prendas de tiro alto que favorezcan el equilibrio de volumen; en este caso usamos un pantalón palazzo verde militar de Juan Manuel Duque. Este tipo de pantalones tuvo su auge en los años 70s gracias a su comodidad, aunque su creación se remonta a 1932 cuando Jean Patou lo diseñó inspirándose en el Hotel Formentor de Mallorca.

Como complemento, y para lograr un look más casual usamos un fanny pack vino tinto, que estuvo en furor durante los 80s gracias a su practicidad, pues deja las manos completamente libres. Aunque con estos solemos tener una relación de amor-odio, es innegable que desde su reintroducción en 2011 gracias a Dianne Von Furstenberg se han ganado un espacio en el armario de cualquier amante de las tendencias. Por otra parte, y para darle un giro al look, usamos un chaleco en tono militar junto a un morral cúbico del mismo color creado por Songo Sorongo.

Este jumpsuit rosado de Juan Manuel Duque es una prenda que refleja el Romanticismo a la perfección gracias a sus botas acampanadas, mangas de estilo francés y cintura definida que se acentúa gracias a un fanny pack blanco.

Las flores, además de ser el estampado estrella de la primavera, también son protagonistas en el Romanticismo, pues la naturaleza fue una gran fuente de inspiración para el movimiento. Este kimono de Native Studio y el palazzo de Trii Design muestran la nostalgia que genera la naturaleza y, gracias al escote profundo, la sensualidad tiene gran presencia en este look.

¿Un traje puede ser parte del Romanticismo? ¡Claro que si! Gracias a este suit a cuadros de Vana y las sandalias rosa de Insignia construimos un look tan romántico como poderoso, rompiendo la creencia de que una mujer debe usar vestido para mostrar su feminidad.

El estilo romántico se complementa con un maquillaje suave que refleja naturalidad y hace que el rostro nos recuerde al de una muñeca: delicado y femenino.

Mostrarse femenina, usar colores pasteles y verse delicada también es un statement de fuerza, pues desde tu individualidad estás luchando para eliminar el estereotipo en el cual lo femenino es sinónimo de frágil.

El poder tiene el color que tú le quieras dar.

Fotografia / styling: Daniela Gomez
Asistencia: Camilo Cain
Maquillaje: Iety Gonzales
Modelo: Manuela Valdez
Texto: Fernando Guerra
Editorial producida por Helena 

Filtros

Categorias

Inicio Categorías Tiendas Ruta